QUIEN NO CORRE VUELA

Reflexiones y paranoias de un Loco que no sabe de que huye pero prefiere correr que estarse quieto mientras ve la vida pasar

lunes, 7 de marzo de 2011

Chuck Norris nunca corrió una Maratón

Chuck Norris nunca corrio una Maratón, según Rubén esa fue la frase que leyó en una pancarta de una pareja del público de Barcelona, la que más le motivo durante la Maratón.

Pero hasta esa pancarta el camino fue largo...


Como estaba planeado, el viernes después de comer la "patrulla" compuesta por Ruben, Miguel y el presente tomamos carretera dirección Zaragoza cargados de bocadillos frutos secos, zumos... Parecía que íbamos a la guerra...
Quien iba a imaginarse que en Barcelona también había supermercados...


Pues entre bocadillo y bocadillo de nocilla llegamos a la tierra de la Pilarica, y tras descubrir que en el centro de Zaragoza es más difícil aparcar que acertar quince en la quiniela, por fin llegamos al Albergue.


Si si, albergue, de esos de llevar saco, eso si el único que lo lleve yo, no será porque no se lo había dicho a estos...



Hicimos una hora de Turismo-Flash por la plaza del Pilar hasta que descubrimos un lujoso restaurante donde cenar... Pero como estaba cerrado acabamos en la Hamburguesería Paco.




El ambiente era tan grasiento, que solo con entrar las manos te quedaban pegajosas. Pero el matamoscas eléctricos en mitad del comedor nos dió confianza..

La comida no se puede decir que estuviera mal, tal vez echamos un poco en falta la higiene y cosas de esas... pero bueno, como era nuestro viaje Punky... aquella hamburguesería cumplía los requisitos...

Así que tras nuestra cena "idónea" a la previa de una maratón nos fuimos a tomar una cerveza, y sobre la una de la mañana a dormir a nuestra habitación compartida... Todo un lujo.





A las seis de la mañana del Sábado sonó el despertador, para llegar a Barcelona tres horas más tarde, aparcamos el Fiesta en una zona residencial de Barna y nos dirigimos a nuestro "Hotel".

Bueno, este fallo me lo tengo que apuntar, es lo que tiene el google-maps, esto que miré la situación de la pensión, cerca de la Rambla, conocía el Barrio del Rabal y su fama, pero lo que no recordaba es si esta situado a la izquierda o a la derecha de la famosa calle, bueno en resumen, preguntamos a un policía por la calle de nuestro Alojamiento, quien nos lo indicó amablemente, y acompañó sus indicaciones con un "Tened Cuidado con las Mochilas..." la cosa pintaba bien.




Hombre, la calle bonita no era, y el edificio en general era bastante viejo, y la mancha de sangre en la pared de la habitación si le echabas imaginación parecía un "Picasso", pero eso si... el perro que se nos coló en el cuarto era muy simpático...




Después de dejar nuestros efectos personales en la pensión (menudos huevos tenemos), nos fuimos a la feria tomando una ruta alternativa que nos llevo a subir y bajar hasta mirador de Monjuic, desde el primer momento se veía que en Barcelona iba a ser todo a lo grande.



Sería tal vez diez veces más grande que la feria de Donosti, gente, gente y más gente, no vi ninguna oferta significante, eso sí, mucha información de otras Maratones que ya estamos estudiando... Y claro, si estábamos ahorrando en dormir no ibamos a dejarnos la pasta en la Feria...

No se puede decir que pasáramos muy desapercibidos por la feria, seguramente sería por el chandal que llevábamos Miguel y yo...





Si si, el Rubén disfrazado, que le vamos a hacer... al fin y al cabo era carnaval ¿No?



Una vez cogido el dorsal y el chip para el animalillo y al ver la cola que teníamos para coger el plato de la "Pasta Party"nos fuimos de la feria para comer por Barcelona y continuar con una "pequeña" merienda en el hotel, debimos de empezar a comer a las tres y no parar hasta las seis...


Además el sol empezaba a apretar peligrosamente, se veía venir una "calurosa" maratón....

Tras la "Comida-Merienda", una horita de siesta, (bueno una hora Miguel y yo, Rubén estuvo en la habitación desde las cuatro de la tarde del sabado hasta las seis de la mañana del domingo).... nos fuimos a hacer un poco de turismo, el Corte ingles, la tienda de Nike sport, el starbucks, lo típico de Barcelona...



Con todo listo, una buena cena de Carbo-Hidratos en el estomago, solo nos quedaba dormir y esperar a la Gran Cita...

Sorprendentemente los nervios seguían sin aparecer, no era consciente aun de lo que iba a hacer, tenia la sensación de ir a alguna carrera popular en Asturias, tal vez le haya perdido el respeto a la distancia, no lo se.. 



Y sonó, a las seis de la mañana, con todo preparado, solo quedaba hacer lo más divertido... correr...
El camino desde el Rabal hasta la plaza Espanya, un domingo a esas horas... os lo podeis imaginar, lo mejor de cada casa (que envida me daban),
Desayunamos de camino en un café de la PARAL.LEL, la mezcla de ambiente atlético con el de post-fiesta de carnaval era curioso, Rubén estaba en medio, quien con un par de ... Zarpas corrió la Maratón disfrazado...





Casi 15.000 almas, sin embargo con una excelente organización no había problemas ni para dejar las mochilas, ni para entrar en los cajones... un diez....
Lo único que no me gusto, no se si es normal pues es mi segunda Maratón, fue lo de que hicieran dos salidas, una para los de élite y otra para el resto, pero los cronometrajes en carrera eran los de élite...

Como ya dije, eramos unos cuantos miles, y fue era difícil encontrarse con los conocidos, pues nos hubiera gustado a Miguel y a mi salir con los compañeros de equipo, que en un principio iban a ir a intentar las tres horas y cuarto, pero bueno ya sabéis luego lo que pasa....

Pero apenas a un minuto de salir, a lo lejos, ahi aparecieron, el grupo formado por Paco, Jose Luis, Servando, Marta, Marcos... Realmente fue la mejor coincidencia que podia habermos pasado.

Así que una vez salió la élite y nos dejaron salir a la otra élite, empezamos a comernos los kilómetros.

Nuestro grupo formado por Paco, Jose Luis, Miguel y yo, comenzamos bastante lento, a ritmo de 5 min kilómetro, era muy dificil abrirse paso, cuando comenzó la bajada, empezamos a bajar un ritmo muy alto, de cuatros bajos... recuperando lo perdido, tardamos más de quince kilómetros en coger la liebre de 3h 15min, pero enseguida la pasamos.



Era increíble, estaba corriendo, hablando, lo estaba pasando bien, estaba algo preocupado, pues estaba tan bien que me temía que lo iba a pagar antes o después, pero estaba tan bien acompañado, y me sentía tan cómodo que me enganché a ese trío de máquinas.

Donosti tiene fama de ser una carrera rápida, en la que la gente anima... que quereis que os diga, Barcelona empuja tanto o más, tal vez pasaban mas desapercibidas por el gran tamaño de las vias, pero a tramos también nos hacian el pasillo de "ciclista" en el que pasabamos de dos en dos con gritos y palmas a cada lado que te hacian empujar a más no poder...

La peor parte la larga recta del kilómetro 25 al 30, que parecía que nunca se acababa, eso si, nos alegraba ver a nuestros compañeros Asturianos entre los globos de la liebre de 3h cuando nos cruzábamos con ellos.

En el kiómetro 30, el tema se pudo serio, cuatro kilómetros por la playa, sin posibilidad de buscar sombra, y cuando las fuerzas empezaban a flaquear, todos bajamos el ritmo, todos menos Jose Luis, que incluso aunmento el ritmo, increible, pero no es magia, es el resultado de duros meses de entrenamiento...

Miguel, Paco y yo, nos íbamos relevando, a ratos uno iba mejor, luego otro peor, pero nada especial, el típico cansancio de correr ya 35 kilómetros, una veza pasado el Arco, puse velocidad de crucero, cuatros altos, aprovechando el margen que habíamos conseguido en la primera vuelta. Me escapé unos segundos de Miguel y Paco hasta el kiómetro 40.

Es la parte donde tal vez se me hizo más largo, parecía que la cuesta hacia plaza Espanya no se acababa, incluso pisé una botella de agua casi en el 41 que me hizo dar un traspies...

El último kilómetro, apreté los dientes, y moví las piernas todo lo rápido que pude.

No me lo podía creer, estaba corriendo, en el kilómetro 42 y seguía corriendo, no arrastrándome, ni andando, estaba corriendo....

Puede que sea el kilómetro que más haya disfrutado en mi vida.

CONSEGUIDO. En la meta vi al radiante Jose Luis, y apenas unos segundos despues llegaron Miguel y Paco, lo habíamos conseguido, el cuarteto habíamos conseguido acabar por debajo de 3h y cuarto, batiendo todos nuestra MMP y lo mejor de todo...

Me lo había pasado bien.



En Barcelona corrí un Maratón en Donosti simplemente Sobrevivi a él.

He aprendido muchísimo en Barcelona,

 Primero que correr acompañado es mucho mejor, más fácil, ameno, 

Segundo a saber regular, la táctica de salir lo más rápido posible hasta lo más lejos que pueda no sirve de nada en una Maratón.

Tercero hay que colocarse bien a la hora de salir, luego recuperar posiciones en Maratón es realmente dificil.

No me emocioné tanto como en Donosti, era otra etapa de mi vida, y no lo sufrí tanto, pero he disfrutado con esta distancia y ya tengo ganas de recuperar para pensar en la siguiente...
Sigo pensando que antes o después, los que amamos este deporte tenemos que correr una Maratón, no tiene nada que ver con ninguna otra carrera.



Tanto Jose Luis, Servando, Rubén, lo vivieron por primera vez, es distinto, no tenemos que decir nada, solo con mirarnos, sabemos por lo que hemos pasado, y es un lazo que no tienen nada que ver con lo que se puede vivir en otra distancia...

ENHORABUENA A TODOS!!!!!! en especial a Rubén, que corrio los 42 km disfrazado, su primera maratón... buscar los vídeos por la página de Marató de Barcelona

Ser maratoniano no es un deporte, es un sentimiento, un estilo de vida, una forma de pensar y de ver el mundo.

Los más cercanos a mi saben que Donosti me cambió, la maratón te pone en tu sitio, que dice.... "Fiera donde vas..." llegas a tu límite, le quitas importancia a otras cosas, corres las demás distancia de otra manera, cuesta explicarlo con palabras.

Se sufre, se llora, se rie, duele, se gasta mucho dinero en viajes, dorsales, hay que perder días de vacaciones para correrlas...

Cuando conseguimos subir las escaleras hasta la Fira, antes de entrar al salón, Miguel y yo nos quedamos un momento mirando hacia abajo el espectáculo, doloridos, cansados, rotos,... viendo la meta le pregunte:

 "Porque nos gusta esto...???"

Aun debe estar pensando la respuesta....

6 comentarios:

Zuperman dijo...

se me olvidaba ese tema insignificante que siempre preguntan tanto... Tiempo 3h 12min 55seg

Maier dijo...

Felicidades RAFA para ti y tus compis lastima de no habernos visto.

Galgalugones dijo...

Rafa, buenísima la crónica. Expresas como nadie las sensaciones de la Maratón.

Y que gran razón lo de que el tiempo conseguido es un "tema insignificante", lo verdaderamente importante es vivirlo, correrlo y disfrutarlo.

Ahora a pensar en la siguiente. Saludos¡¡

Michi

Barroso dijo...

Zuperman enhorabuena por el maraton y el tiempo que te has marcado, el viajecito de lujo con el compi,saludos

Zuperman dijo...

Gracias compañeros... Si que fue una pena no vernos, pero madrugamos mucho el Sábado y necesitabamos la siesta...
Otra vez será porque estoy seguro que no será la ultima vez que corra en Barcelona...

Bel_ga_rion dijo...

Felicidades again. Y por supuesto para Ruben tremendo debut.
Que razón tienes el maratón no tiene nada que ver con todo lo demás. Sólo hay que ver la gente llegando a meta.

Publicar un comentario