QUIEN NO CORRE VUELA

Reflexiones y paranoias de un Loco que no sabe de que huye pero prefiere correr que estarse quieto mientras ve la vida pasar

domingo, 8 de mayo de 2011

Lección aprendida

Después de la media maratón de Gijón, la media maraton Ruta del Sella, estaba destinada a ser una carrera de transición, a la que ir tranquilamente, como se suele decir, un entrenamiento de calidad, de la que por el gran protagonismo que ha adquirido los últimos meses el campeonato de España de la distancia en nuestra región, y la proximidad de las fechas,  podía suceder que esta media Riosellana pasara sin pena ni gloria en la memoria de los corredores.... 


Sin embargo como suele pasar en estos casos, no ha sido así, tal vez haya sido la media maratón mas útil de mi breve vida como runner,  en la que más he aprendido...

Una vez carrera vespertina, esta vez conseguí buscar el punto de cuando y que comer, siguiendo consejos de gente que sabe de lo habla.
La táctica de carrera a seguir, pues básicamente salir, ver como me encontraba... y acabar lo mejor posible...

Pero nada más llegar a Arriondas fui secuestrado por un gran corredor, y amigo, el Chanwa Servando, que una vez cerradas las viejas heridas  Llanera-Chanwas de la dura guerra de la Media Maratón corazon de Asturias, decidimos compartir fuerzas para afrontar una media, que debido al poco numero de participantes (unos 150), se veía venir una carrera en solitario...

Para colmo, me olvidé el Garmin, menos mal que todos los kilómetros se encontraban perfectamente marcados, además ya puestos ha innovar, corrí sin mis habituales medias de compresión, y usé los playeros más ligeros que tengo, poco indicado para distancias largas, pero era día de pruebas...

A las cinco de la tarde, nos dieron la llamada a todos los participantes en la linea de salida, el director de la prueba nos indicó que íbamos a dedicar un minuto de silencio en memoria del fallecido Severiano Ballesteros, hasta ahí todo bien, pero no se le ocurrió otra cosa al hombre de la federación, que indicar el comienzo del minuto de silencio con un disparo, y claro, os podéis imaginar lo que paso... pues sí, el menda hizo el amago de salir corriendo, que le vamos a hacer...

El problema fue el gran esfuerzo que tuvimos que realizar para aguantar la risa durante todo el minuto, y para colmo, para indicar el final del minuto, otro disparo, y esa vez ya no fui el único que hice el amago de salir, es la primera vez que veo que utilizan este método, y por los resultados no ha sido el más indicado...

Y por fín, el tercer disparo que si indicaba la salida.

La táctica según la chuleta escrita en la mano de Servando era llegar al kilómetro diez en 39 minutos, y me costo, me costo el ir a ese ritmo, normalmente mi táctica es salir, hacer el diez mil primero en 37-38 minutos y luego sobrevivir el resto de la carrera. 
Había momentos que me cogía y me echaba para atrás para que no me escapara.


Una vez en el repecho del matadero, ya sobre el kilómetro diez, cuando me di cuenta estaba solo, había dejado unos metros atrás a Sevando, esta vez no me echo para atrás me dejo ir, había conseguido llegar al kilómetro diez bastante fresco, para mis piernas fue como si comenzara otra carrera, así que continué, prácticamente solo toda la carrera, solo la visita de dos corredores que me adelantaron, los únicos creo en toda la prueba.

A partir del kilómetro 14, ya veía lejos a los corredores que iban delante mio, con lo que no fui demasiado motivado para acelerar y aflojé un poco el ritmo, además la lluvia y el viento colaboró.. solo apreté un poco más en los últimos kilómetros para quemar lo poco que me quedaba.

Por fin, entrada en meta, con muy buenas sensaciones, una lección aprendida de un grande como Servando, descubriendo que correr con cabeza a veces es más importante que correr con corazón, sobre todo en las carreras largas...


Como anécdota la organización me dio un trofeo por la 4º posición senior, es lo que tiene las carreras con poca participación...
Pero el mejor premio, el haber disfrutado una tarde más con este deporte, con mis buenos compañeros de equipo y mis grandes amigos rivales...

6 comentarios:

Bel_ga_rion dijo...

Felicidades y pillando trofeo y todo.
Cada cual tenemos nuestra forma de correr e ir de menos a mas o de mas a menos, es lo qeu tenemos que ver si nos va mejor. Eso si las sensaciones siempre son mejores yendo de menos a mas.

Barroso dijo...

Enhorabuena ya tocas pelo y todo, jajaja, muy simpatico lo de los tiritos creo que si yo hubiera estado alli tengo la intencion

Zuperman dijo...

pero ni estaba preparado pa salir ni nada.. y habia escuchado perfectamente lo del minuto de silencio, pero es ya los musculos que relacionan ese sonido con salir corriendo jejeje

Jose Miguel dijo...

jajajaja todavia me esto riendo con lo del disparo, no se pero me da la sensacion que alguien te agarro y todo.

Por cierto las Fastwich tienen una pinta increible

Pata Liebre dijo...

Cuenta que tal las zapas voladoras y el no llevar medias,¿incorporarias los cambios? para otra Media Maraton.

Zuperman dijo...

Hombre pues hasta 21 km bien con ellas, pero una maraton igual no se si correria, y creo que en esta distancia asi sin mucha pendiente he ido bien sin medias, a veces te acostumbras demasiado a ella, y parece que agradeci ir sin ellas, pero por ejemplo el domingo para la de montaña las llevaré... aunque supongo que a la reconquista no... tengo que ir desmediandome poco a poco...

Publicar un comentario